sábado, 2 de mayo de 2009

USO DE LOS CUBIERTOS

La correcta utilización de los cubiertos denota, en gran medida, la buena educación de una persona. Como regla general todos los cubiertos se cogen por el mango en su parte superior.

El tenedor, utilizado en solitario se coge con la mano derecha y con las púas hacia arriba, si se utiliza con el cuchillo, el tenedor se coge con la mano izquierda y las púas hacia abajo, siendo su misión llevar los alimentos a la boca.


La cuchara, se coge con la mano derecha y la concavidad hacia arriba, al igual que el tenedor se coge entre los dedos pulgar, índice y corazón.


El cuchillo se coge con la mano derecha y el filo hacia abajo. El cuchillo nunca se lleva a la boca, ni se chupa ni se limpia (con la boca o la servilleta).



La cuchara se puede utilizar con el tenedor únicamente para servir ensalada aunque existen gran variedad de cubiertos, como hemos visto, por regla general, se utilizan solamente los más básicos, no siendo necesarios la mayoría de los cubiertos "extraños" o poco utilizados.

La regla general para la utilización de los cubiertos es: la comida se lleva a la boca y no la boca a la comida.

MAL BIEN












En determinadas ocasiones, sobre todo en restaurantes, veremos que no se ponen todos los cubiertos en la mesa, sino que se van poniendo a medida que se cambian los platos. Es una práctica muy utilizada cuando son pocos los comensales, pues en caso contrario sería casi imposible hacerlo.

Los alimentos se cortan a medida que se van comiendo y solamente se trocea entero un alimento a los niños y personas incapacitadas o muy mayores. Los cubiertos se utilizan de fuera hacia dentro y se colocarán siguiendo el orden de los alimentos que se servirán. La esencia de los buenos modales en la mesa es ser tan discreto como sea posible, sujetar los cubiertos de un modo que no sea natural le hará parecer desmañado y atraerá la atención de los demás.


DESCANSANDO


• Durante el transcurso de una comida, descansamos en ocasiones para hablar, bebemos agua, vino, etc. En estos casos los cubiertos se dejan encima del plato, ¡OJO! NO apoyados entre el plato y el mantel como si "fueran a remar", encima del plato, paralelos a ambos lados a la Derecha el cuchillo y a la izquierda el tenedor.

• Otro modo de poner los cubiertos sería dejarlos cruzados (el tenedor con las púas hacia abajo) sobre el plato e imaginando la esfera de un reloj, colocarlos a las 7 h 25 M.


CONCLUIDA LA COMIDA:

• La forma de indicar que ha terminado de la parte del menú que le han servido, es colocar los cubiertos encima del plato, en una posición aproximadamente igual a las agujas de un reloj que marque las 4 h 20 m, con los mangos en el sitio equivalente al del número cuatro en la esfera de éste.

El Cuchillo se pone el primero, con el filo mirando hacia el borde de la mesa; y el tenedor (con las púas hacia arriba) se deja a su lado sobre una línea inclinada paralela a aquel y más próximo a usted.

• otra forma correcta es colocando los cubiertos en posición como si fueran las seis (en el reloj).




• Los cubiertos nunca se dejan cruzados, ni de cualquier forma.

• La posicion de los cubiertos no indica si la comida nos ha gustado mucho o no nos ha gustado, como piensan algunas personas.
• Si la comida es protocolaria, ésta comenzará cuando la anfitriona coloque el tenedor, con las púas hacia arriba, en la posición de la aguja del reloj marcando las cinco.

MANEJAR LOS CUBIERTOS:

Hay dos maneras de manejar el cuchillo y el tenedor: al estilo Europeo y al estilo Americano.
• Estilo Europeo: El comensal no suelta los cubiertos en ningún momento. Procede a cortar con el cuchillo la carne o el alimento servido, normalmente un trocito cada vez y usa el tenedor con la mano Izquierda, con las púas hacia abajo, para pinchar el trozo y llevarlo a la boca.

• Estilo americano: Se distingue porque el comensal corta primero unos cuantos bocados de alimento y deja después el cuchillo cruzado justo enfrente del plato. El tenedor se cambia entonces a la mano derecha. La mano izquierda se apoya en la rodilla mientras se está usando el tenedor. Por consiguiente, el comensal cambia estos cubiertos de una mano a otra tantas veces como precise a lo largo de la comida. Se recuerda que no debe cortar a un tiempo más de tres trozos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada